Este escrito está dirigido a padres de familia de que realmente valoren la felicidad de sus hijos

Monday, September 11, 2006

COLEGIO REFOUS - Si no le gusta... ¡Vayase!


Es indiscutible el nivel académico del colegio Refous de Cota,
es reconocido por todas las instituciones educativas del país.

La ilusión de lograr que nuestros hijos estudien allí es por cuestiones económicas, la excelencia academica y la pureza ambiental, entre muchas otras cualidades hacen que olvidemos y evitemos comentarios que nos parecen exajerados, y hasta egoistas acerca de el maltrato sicológico que sufren los niños desde el primer dia que ingresan en la institución.

Nosotros los padres de familia pensamos asegurarle a nuestros hijos un promisorio futuro con el hecho de se graduen con un glorioso puntaje del icfes. Pero a que costo? Basta con mirar las caras de los estudiantes en las rutas del colegio; se refleja la tristeza en sus caras la cual se agudiza al paso de los años.

Y no es que quiera desprestigiar la institución sino abrir un medio de discución y tratar de mejorar el paso de los estudiantes por el colegio.

Empezamos aceptando cosas que de una en una son insignificantes pero la suma de todas ellas logran erosionar la autoestima de nuestros pequeños, por que apesar de realizar trabajos que a nuestro parecer para su edad son excelentes no logran sino un sobresaliente? por que no aceptar que cada uno de ellos alcanzan logros que debemos resaltar? por que no aceptamos que cada uno de ellos son un mundo y un INDIVIDUO por que no vemos sus valores, sus virtudes? Por que cuesta tanto trabajo aceptarlos como son y no contentos con eso los queremos obligar a ser copia identica de un modelo diseñado por el colegio? .

Nos ha sido muy dificil sentirnos miembros de una familia y sentirlos a ellos miembros de su familia Refous, de la misma manera que nos sentiamos en nuestros colegios cuando eramos niños.

Será posible que algún día le veamos a un egresado del colegio una expresión de felicidad al recordar el sitio donde vivieron una INFANCIA tranquila llena de alegrías para compartir y de historias agradables que contar. Por el contrario sólo recordará las interminables horas de tareas cuya única salvación era la hora de dormir.

Será que los colombianos que quieren sacar son seres cuadriculados, acartonados que no son capaces de sonreir, La tristeza los acompaña toda su vida y la frustración que les dejaron sus padres como herencia a cambio de un promedio en los examenes del estado?

Maestros que no saben sonreir, vuelcan a diario su amargura sobre los niños quienes aprenden la sumisión y aceptar un trato a gritos y humillación.

A cambio de los justos reclamos, los padres recibimos como respuesta un: Si no les gusta Vayanse!

Escribanos sus comentarios al respecto. Se ha sentido Igual?.